Marley And Me

Marley And Me Marley And Me

Crank:High Voltage

Crank:High Voltage Crank:High Voltage

WATCHMEN - The Movie

WATCHMEN - The Movie WATCHMEN - The Movie

Bedtime Stories

Bedtime Stories Bedtime Stories
Latest News

NAVIDAD, NAVIDAD, TRISTE NAVIDAD...

Posted by El Tridente on miércoles, 26 de octubre de 2011 , under , | comentarios (0)






A falta de dos meses exactos prácticamente para que el mundo se llene de felicidad y regalos, hay quienes se apresuran en adelantar la fecha y como si de una carrera de fondo se tratara, engalanan lo habido y por haber para estar entre los primeros y adelantados adoradores de la fiesta invernal por excelencia. Hablo, está claro, de la Navidad.

En estos días, y dentro de mi afán de buscar temas sobre los que escribir, me recorrí diferentes calles de la cosmopolita ciudad en la que vivo, observando todo lo que me rodeaba hasta que me percaté de un detalle muy curioso que fue incrementando mi interés sobre el tema descubierto, conforme encontraba nuevas pistas

Lo que vi fue un Papa Noel colgado de un balcón. Ustedes pensarán que salgo poco porque eso es lo más visto cada año por Navidad. Pues sí, lo había visto, pero es que este Papa Noel, solo tenía un calzoncillo y estaba pintado como un soldado. Presto a saciar mi curiosidad, me adentré en el edificio y subí a la casa desde donde colgaba este Papa Noel semi-nudista. Allí, la dueña de la misma me abrió y al dejarme entrar, comprobé que no sería lo único que me iba a sorprender aquella tarde.

Lo que atrajo mi atención es que sobre la mesa del salón de aquella casa, ya estaban dispuestos y estratégicamente colocados, polvorones, mazapanes y turrones. Poca cantidad, pero bien distribuida. Claro, al ver que faltaban dos meses y ya había visto su Papa Noel y tanto dulce navideño preparado, tuve que preguntarle: Señora espero no resultar osado, pero ¿cómo es que tiene ya el Papa Noel en el balcón, éste está sin ropa y encima tiene ya los polvorones y turrones sobre la mesa?

La señora me explicó que tras la muerte de su marido, hacía unos años, y con el poco dinero que le entraba limpiando casas, no tenía para darles unas fiestas dignas a sus dos hijos, así que tras las pasadas fechas, compró lo que pudo en el supermercado de la esquina que siempre tras el día de reyes, ponía a mitad de precio los polvorones y turrones y los dejaba encima de la mesa bastante tiempo antes porque así al menos se alimentaban la vista durante un par de meses.

Sobre el Papa Noel, me explicó que lo tenía colgado fuera del balcón para que su hijo no lo viera porque ese era su regalo; un guerrero de barba blanca y cara tiznada, como sonreía al contarme. Y que la ropa del Papa Noel, la guardaba ya como vestidito de una muñeca para su hija; una muñeca que nunca parece poder comprar, añadió. Pero lo que más sorprendente me pareció fue que llevaba haciéndolo tres años, desde que la crisis comenzó, y que sus hijos año tras año y aún sabiendo cual era su regalo, mostraban la misma ilusión.

Al salir de aquella casa, me fui con una extraña sensación. Yo también fui feliz por un instante en aquel hogar, porque me di cuenta de algo muy importante. Da igual lo que nos vendan, porque la verdadera felicidad es aquella que tenemos en nuestro interior, y que aunque adornemos con cosas materiales nuestras vidas, estas nunca podrán sustituir a la verdadera felicidad.

En estas fechas en las que la riqueza está tan mal repartida, pensemos que la felicidad reside en recibir el regalo más preciado, el cariño de aquellos que están con nosotros.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Y NOS DIO EL 10 Y EL 11...

Posted by El Tridente on lunes, 27 de diciembre de 2010 , under | comentarios (0)





Que poco queda para que acabe el año. Ahora llegan los balances, los estudios, los resúmenes y un sinfín de refritos informativos cuya aceitosa grasa nos salpicará en estos días hasta que nos ubiquemos por fin en 2011. Ya la pasaada semana podíamos comprobar como iban calentando la parrilla televisiva con estos grandes trabajos periodísticos.

Lo más curioso de todo es que muchos incluyen cortes de producción propia. Es decir: en los resúmenes de Antena 3 vemos lo mejor de Los Simpsons.. En la Sexta los protagonistas serán Buenafuente y Wyoming y en Telecinco las más destacado serán las peleas de contertulios y obviamente los grandes éxitos lingüisticos de Belen Esteban. Aayyyy ahora echamos de menos todos a Don Francisco, sus bailes televisados y su Canal 25, verdad?

Pero no solo en televisión encontramos estas remezclas audiovisuales. Ahora también los políticos se suman a las nuevas tecnologías y ya en sus blog's o páginas webs podemos ver como justifican su labor política a base de proyectos acabados, subvenciones entregadas y si los dejáramos incluirían hasta su palmarés deportivo escolar. Pero es lo que tiene el que estèn cerca las elecciones. Que ahora sabremos donde se ha invertido el dinero de nuestros impuestos. En pagar el mucho tiempo libre de los susodichos para poder rellenar estos puntos de información.

Yo como también tengo mucho que resumir he creado un periódico digital gratuito de pago. Es decir, me sale gratis a mí pero el que quiera leerlo tendrá que pagar. Pues eso, que ahí he relatado lo que ha sido mi año y como tampoco quiero abusar de ustedes les adelanto gratis que estos doce meses he sido campeón del mundo de petanca, me he graduado Cum Laude en Costura, Corte y Confección y me he divorciado 6 veces habiéndome casado 4. Ese podría ser el resumen de mi año.

Ahora les propongo un ejercicio de crecimiento emocional. Apunten en una hoja 10 cosas buenas que les hallan ocurrido en este año y dejen en blanco ese hueco en el que podríamos apuntar todo lo malo sucedido. Supongo que se preguntarán por qué. Pues por qué todo lo que no halla sido positivo en nuestra vida no debe ser recordado y si le ponemos nota a este año que sea un 10, porque sin lugar a dudas al próximo le pondremos un 11.

Esta es la crónica habitual de un día, como otro cualquiera...

PAPA NO...ES....

Posted by El Tridente on jueves, 23 de diciembre de 2010 , under | comentarios (0)






¿Desde cuándo tenemos la tradición de regalarnos el 24 de diciembre? Pues para todos aquellos que desconozcan el por qué de esta costumbre, comentarles que la misma se remonta al año 345, fecha en la que murió San Nicolás y que desde entonces se ha convertido en el día para entregar un presente a aquellos seres cercanos puesto que eso es lo que hacía este Santo, entregar regalos a los que no tenían. Incluso el gran saco que siempre ha acompañado a Santa Klaus, denominación alemana del susodicho, tiene su historia. Cuenta la leyenda que desde que el santo regaló a una recién casada que nada tenía para su boda, un saco lleno de monedas de oro como dote, la imagen le ha acompañado desde entonces.

Pero lo que más me ha llamado la atención del origen de Santa Claus o Papa Noel ya no es qué hacía, si le gustaba o no saltar a la pata coja o cuales eran sus platos favoritos. Lo que realmente me ha sorprendido ha sido saber que siempre fue vestido de verde, era delgado y nada de barbas o pelo blanco. Su actual apariencia se la tiene que agradecer a una conocida marca comercial de refrescos de cola que fue la que transformó en 1931, al bueno de Noel en un bonachón abuelete con traje rojo y botas negras.

Y claro, al conocer este dato me ha extrañado muchísimo que un personaje característico de las navidades sí halla sufrido un cambio de imagen, pero 3, como son los Reyes Magos sigan vistiendo igual. Porque a nadie se le escapa que los reyes de hoy en día, se dediquen a la magia o a vivir del cuento, no visten así. ¿Se imaginan ustedes a Melchor con un traje de "Guchi" y engominado? ¿O a Baltasar con chaqueta y sin corbata al más puro estilo Obama? La verdad es que ningún niño se acercaría a ellos pensando que por un caramelo estos les iban a pedir un voto o consejo ante un conflicto diplomático internacional.

Lo que sí es muy poco acertado es que al bueno de Papa Noel le hayan puesto la nariz como un pimiento morrón, que aunque sabemos que es del frío por vivir en el Polo Norte, los de la prensa rosa ya han estado diciendo que se ha dado a la bebida al ver que no llega a fin de mes con tanto regalo que tiene que comprar. Y si hablamos de lo de los renos, eso ya es mala uva porque no es de recibo que tenga que trabajar con unos cornudos. Así que Papa Noel, si me estás escuchando, búscate en primer lugar un estilista puesto que el terciopelo rojo ya no se lleva, deja la bebida (si es verdad lo que dicen) para que recuperes el color habitual de cualquier nariz y de paso traeme un Scalextric, un coche teledirigido y una "pley-esteision". ¿O qué te creías, que yo no te iba a pedir nada?

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera...

QUIEN SE COME A QUIEN...

Posted by El Tridente on miércoles, 22 de diciembre de 2010 , under | comentarios (0)





Vaya jaleo se armó anoche en la cena de Navidad de mi empresa. Cuando hablo de mi empresa no me refiero a esta en la que estoy contratado, sino más bien a la que tengo en propiedad. Martín Botones de Lujo e hijos. Lo de "e hijos" era una forma de perpetuar el negocio si mis futuras generaciones se decantaban por continuar con el negocio familiar, algo que dudo porque tengo mas deudas que hijos pero bueno.

La cuestión en si radica en las malas relaciones que tienen mi secretaria Eduvigis y el resto de la plantilla compuesta por Reinaldo, el agujereador de botones, Sionita la empaquetadora y Dionisio, el repartidor. Hace unos años el negocio de los botones no tenía rival, pero la llegada del belcro y las cremalleras han alterado el buen ambiente que siempre allí había reinado. Desde entonces la lucha entre los empleados por ganarse el favor del jefe, en este caso yo, han desembocado en lo que ayer ocurría durante la cena.

La mala situación económica ha provocado que ahora en nuestros encuentros navideños cada uno se pague lo suyo. Ese fue el detonante ya que Reinaldo se llevó a la cena un bocadillo de Chopped aduciendo que lo hacía por lo poco que le pagaba, algo que no ocurría con Eduvigis. Ahí comenzó todo. Unos entrantes que se convirtieron en salientes y un primer plato que nunca se llegó a servir y como postre una solicitud masiva de aumento de sueldo.

Es por eso que nunca voy a las cenas de Navidad, pero este año sí por ser el último en el que la empresa estará operativa, puesto que un "pequeño problema" de liquidez me obliga a cerrar el 31 de diciembre, algo que mis empleados no sabrán hasta que se les comunique por escrito. No quise agüarles la fiesta anoche y esperaré a que pase la Navidad pero por culpa de lo mal que está la cosa primero fue la supresión de las cestas de Navidad, luego la habitual cena, por último la paga extra y eso se traduce en el cierre de mi negocio, el mío como uno de tantos y para muestra, un botón.


Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera...

NAVIDÁ DE NÁ DE NÁ...

Posted by El Tridente on martes, 21 de diciembre de 2010 , under | comentarios (0)





Pues ya estamos de vuelta. Tras la última semana de vacaciones, cogida a posta para cargar baterías y afrontar la recta final del año con fuerza, volvemos a dar "el cante" por estos lares a través de estas editoriales.. Y como sé que están deseando conocer en qué he empleado mis últimos 7 días de descanso obligatorios, porque yo en realidad no los quería tener, solo les adelantaré por ahora, que me han servido para "empezar" a realizar alguna compra navideña.

Mi periplo de gasto y consumo comenzó el pasado lunes y aprovechando que todo el mundo trabajaba, me decanté por visitar las pequeñas tiendas, ya saben, esas de toda la vida que siempre han estado ahí y aunque los precios de sus artículos son ligeramente más caros que los de una gran superficie comercial, el trato en éstas es más cercano, directo y cariñoso. Pues tras recorrer en mi coche gran parte de Gran Canaria buscando estos pequeños lugares me llevé la sorpresa de que la mayoría habían cerrado ya no solo por culpa de la crisis sino también por verse superados por el mal endémico de esta isla de abrir un Gran Centro Comercial cada 30 metros.

Mi aventura del lunes provocó que tuviera que dejar mi coche en el taller puesto que tras recorrer 1500km, las ruedas solo estaban para tirarlas y el aceite del vehículo ya ni me servía para freír pescado. Así que directo al centro de reparación donde me cambiaron aceite, filtro del aire, filtro del agua, filtro de polen, filtro de la nicotina y el "filtro" pecador de la pradera. Además de rellenarme el depósito del limpiaparabrisas con líquido anticongelante "Etiqueta Negra" de 9 euros la botella. Tras dos días sin coche, porque también te cobran la estancia del vehículo en la Clínica de los Autos, pude llevármelo. Eso sí, abonando los 300 euros reglamentarios, coste de tan magno servicio.

Como mi desventurada aventura automovilística dejó bastante mermada mi cuenta no corriente, me puse al corriente de mi saldo y opté por la corriente habitual de aquellos que poco tenemos y que no es otra que la de visitar una gran superficie. Así que sólo me quedaba elegir un Centro Comercial para realizar mis compras y aquí me enfrentaba a la dura tarea de acertar entre la casi decena de colosos macro empresariales que alberga nuestra redonda isla. Una vez más no tuve suerte y erré al elegir el más visitado, con más problemas de parking y quizá el menos económico de todos.

Así que tras 9 horas haciendo cola para llegar al mismo, otras 6 para encontrar una plaza libre en el mega-parking, 1 hora acceder a las tiendas y 5 horitas más haciendo cola para abonar las cuatro cosas que compré, ya que al no haber carros libres tenía que llevarlas a mano, y para una familia de 20 miembros he de decir que esto de las compras navideñas no es lo mío. Entienden ahora por qué no quiero vacaciones? Pero como soy previsor, he ido arreglando este asuntillo a lo largo del año y ya tengo casi todos los reyes comprados...el único que me falta es Baltasar que no tenía todos los papeles en regla...

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera...

POR UN PUÑADO DE DOLARES...

Posted by El Tridente on viernes, 10 de diciembre de 2010 , under | comentarios (0)






¿Conocen ustedes a algún señor bajito de pelo blanco, con gafas y mucho dinero? Puede que más de uno tenga a alguien así en su edificio o casa terrera cercana. Pero yo me refiero a uno en concreto y que es dueño y señor de la Fórmula 1. Se llama Bernie Ecclestone y hace unas semanas se convirtió en noticia por engrosar la amplia lista de ricos y famosos que han sido víctimas de un robo y encima recibir, para evitar que hablase, una buena paliza.

El bueno de Bernie, al cual me referiré por su nombre de pila de aquí en adelante por ser mi análogo dinerario, después de haber sido portada de gran cantidad de periódicos internacionales y abrir diferentes informativos televisivos en los que se mostraba su rostro tras la paliza, ha sabido enriquecerse aún más si cabe con una campaña publicitaria un tanto polémica.

Y es que si tienen la oportunidad de ver al bueno de Bernie en el anuncio al que hago referencia, allí muestra su desfigurado rostro, que más una cara parece una berenjena hinchada, después de la somanta de palos que se llevó. La frase que acompaña la foto, a la que se añade una imagen del reloj a vender es la siguiente: "Vea lo que las personas harían por un Hublot". De esta manera, aquí el amigo, se habrá embolsado un buen fajo de billetes que, a buen seguro, habrán resarcido la pérdida de 300 mil euros en efectivo que llevaba encima, calderilla, y los dos relojes robados.

Con esta editorial solo quiero poner de manifiesto que hay gente que aún teniendo mucho dinero, consiguen generar ingentes cantidades sacando partido a sus desventuras. Y es algo tan propio de nuestra sociedad actual que se ha convertido en costumbre. Palizas por malos tratos en revistas, accidentes de tráfico en televisión y un sinfín de desagradables sucesos que convierten la vida de algunos en un siniestro mercado de segunda mano ambulante.

Es por lo que aquí y aunque no tenga igual repercusión les hago llegar el caso de millones de personas que en su día tuvieron mala suerte, se quedaron sin trabajo, perdieron todo lo que tenían y ahora duermen en la calle, comen en centros sociales de acogida e intentan pensar que el día siguiente no será tan malo como el de hoy. Todos ellos son protagonistas hoy de mi editorial pero lo más triste de todo es que como no son famosos, aunque vendan sus penurias, seguirán siendo pobres...

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera...

DU YU ANDERSTAN MI ZP...???

Posted by El Tridente on jueves, 9 de diciembre de 2010 , under | comentarios (0)






Hace unos días empecé a preocuparme por este asunto de Wikileaks, ya saben ustedes, y sino se los cuento, que es algo así como la filtración de documentos de 'Estado', que por algún lado han 'estado', que uno ha recopilado, y ahora de él dicen que es un 'astado'. Pues eso, me preocupa ya no por asegurar estos que Berlusconi está todo el día de fiesta en fiesta, que Sarkozy es un pequeño dictador con aires de grandeza o que Angela Merkel prefiere no arriesgarse y mantener una postura conservadora sea cual sea el asunto, solo hay que verle la cara. De esto nada me preocupa puesto que por todos es sabido, lo que me tiene desorientado es otra cosa.

Y esa cosa no es otra que los conocimientos ocultos que tiene nuestro Presidente del Gobierno Español y que han sido revelados a través de estos informes secretos. Al parecer, según relataba uno de los cables enviados por la secretaria de Seguridad de Interior de EEUU, Janet Napolitano,( señora por cierto que tiene apellido de dulce de hojaldre y chocolate) Zapatero no habla inglés pero lo entiende. Y quizá así no parezca tener gravedad el asunto, pero yo les aseguro que esto tiene más peligro que encontrar a Mourinho paseando solo por Barcelona.

Porque si de algo le ha servido a Zp mantenerse en las cumbres internacionales es sonreír aunque sepas, porque entiendes el idioma, que te están criticando a base de bien. Pero hay que resaltar que esto le ha ayudado también, ya que, si en algún momento ha rectificado sobre las medidas que ha adoptado, seguro que es porque ha oído a algún homónimo, que viene a ser algo así como hombre con el mismo cargo -exceptuando a Merkel obviamente-, criticar sus decisiones.

Pero una vez que se ha descubierto el ingrediente principal del pastel solo nos queda asegurar que nuestro jefe de estado se presenta ante la prueba más difícil de su mandato, y que no es otra que el test de pronunciación. Porque si hay algo que nos marcó a todos en la legislatura de Aznar fue ese acento tejano a la hora de hablar inglés, y no solo inglés, sino también español, y que tantas carcajadas ha generado desde entonces. Así que entiendo por qué Zapatero ha omitido su conocimiento de la lengua de Shakespeare, no incurrir en el error que sí cometió Jose Mari.

No obstante y digan lo que digan todos estos que se han dedicado a levantar la liebre desvelando secretos de estado que podrían causar el caos en más de una nación que respeten al único Presidente capaz de hablar varios idiomas y que no es otro que el nuestro. Porque cuando habla en español, se le llena la boca de orgullo patrio, porque cuando le dicen que dimita se hace el sueco y porque cuando presenta medidas anticrisis lo que dice, a todos, nos suena a chino...

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera...